EL ROL FACILITADOR DEL PROFESOR EN EL APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO DE LOS ESTUDIANTES



Una de las más grandes preocupaciones y expectativas de los estudiantes universitarios, es saber si están preparados para ejercer profesionalmente en el "mundo real"; generalmente el estudiante no vincula lo que pasa en el aula como parte o complemento de ese mundo “real”, inclusive, muchas veces existe una percepción de que la universidad enseña teorías que son poco aplicables en el ámbito laboral.  Lograr cambiar esta percepción, es quizá, uno de los retos más importantes para el docente actualmente.


El aprendizaje significativo se logra cuando el estudiante percibe el nuevo conocimiento adquirido como algo que tiene sentido para sus propias aspiraciones. El individuo aprende significativamente aquellas cosas que percibe como útiles para fortalecer su propio yo. 

Así, la concepción constructivista del aprendizaje significativo se sustenta en que la finalidad de la educación es promover los procesos de crecimiento personal del alumno en el marco de la cultura del grupo al que pertenece.

  1. De esta manera, algunas condiciones que favorecen el aprendizaje significativo son:
  2. El alumno debe tener disposición por aprender (motivación y actitud).
  3. Los nuevos conocimientos deben relacionarse de modo no arbitrario y sustancial con lo que el alumno ya sabe a partir de su experiencia.
  4. Los contenidos de aprendizajes deben tener un significado lógico.
  5. El aprendizaje no se debe considerar como una actividad individual, sino más bien social.
  6. Se le debe permitir al alumno desarrollar el conocimiento con independencia y a su propio ritmo.
  7. Los materiales y recursos instruccionales que utiliza el profesor deben contribuir a ampliar la comprensión de los contenidos que se desarrollan en el aula.

Todas estas condiciones son esenciales, sin embargo, la condición más importante para lograr el aprendizaje significativo se sustenta en la eficacia de la interacción entre el profesor y el alumno; teniendo claro que la meta de ambos actores deben ser:

El alumno debe tener la disposición para aprender a aprender.
El profesor debe enseñar a pensar.

A partir de los diferentes enfoques pedagógicos que se han desarrollado, al docente se le han asignado diversos roles: el de transmisor de conocimientos, el de motivador, el de guía del proceso de aprendizaje, e incluso el de investigador. La convergencia de todos estos roles para lograr un verdadero aprendizaje significativo, radica en la capacidad de mediación que tenga el profesor (rol de facilitador) para guiar y orientar la actividad constructiva de sus alumnos.

En el proceso de orientación del aprendizaje que debe desarrollar el docente, es de vital importancia conocer la estructura cognitiva del alumno; no sólo se debe saber la cantidad de información que posee, sino cual es su interpretación de los conceptos que maneja.

Lo anterior sugiere, que el docente en su rol de facilitador debe conocer y entender la realidad de sus estudiantes para tener mejores parámetros que le permitan ajustar los temas y la metodología a desarrollar en un determinado curso y así lograr un aprendizaje más significativo. Se debe señalar que antes de iniciar el proceso de mediación antes descrito, es fundamental que el docente desarrolle actitudes como la congruencia, la aceptación y la empatía, que le permitan crear un clima de seguridad y confianza en el aula.

Si retomamos que la meta del profesor es enseñar a pensar al estudiante para que se pueda desenvolver adecuadamente en el “mundo real”, y que el impacto es más significativo cuando el docente asume un rol de facilitador; entonces cobran mucha importancia las metodologías de enseñanza como: el diseño instruccional, los seminarios, la resolución de casos-problemas y el desarrollo proyectos prácticos; donde se requiere que el estudiante sea proactivo en la construcción del conocimiento a partir de su propia experiencia con la realidad y el docente se convierta en un mediador-orientador en esa misma experiencia.

Entones, el verdadero reto del docente esta en convertirse en un facilitador del crecimiento del estudiante, no sólo en el tema que imparte, sino en su desarrollo como individuo social en un mundo “real”.

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a nuestro EAP+Blog, te solicitamos de la manera más amable que cuides la forma en la que respondes a los artículos de nuestras y nuestros estudiantes.