ADMINISTRACIONES PÚBLICAS ELECTRÓNICAS: UN RETO DEL AYER

Las administraciones públicas de hoy, tienen importantes retos de desarrollo a nivel de acceso a los usuarios, en donde se debe sanear las múltiples interrogantes acerca de la era digital, que incluso direccionan a dotar de instrumentos necesarios para conseguir satisfacer las necesidades que se plantea con el avance de las tecnologías de la información. 


“El fenómeno de la sociedad de la información y las TIC’s le impone a los poderes públicos la obligación de promover, en beneficio de los administrados, las comunicaciones electrónicas” (Jinésta Lobo). Debido a que la sociedad se encuentra cada vez más interconectada, generando un nuevo canal para la comunicación entre usuarios y la administración, dependientes de servicios que manejan cada una de las distintas instituciones, se hace necesario que estás ultimas estén a la vanguardia en tema de avance tecnológico.

Es razonable pensar que cada administración debe de guiarse por los más altos estándares de rendimiento, tanto a nivel de gestión de la información, como la de información misma; lo que en determinados momentos no se define bien. Para ello la administración debe cumplir con el “…acercamiento del aparato estatal a los administrados, sin incurrir en costos económicos y temporales del desplazamiento” (Jinésta Lobo). 

El reto está en la determinación de cuan oportuno está siendo la legislación para dar ese acercamiento, dado que los pasos iniciales son los más duros durante el proceso de implementación de un proyecto de sin igual envergadura. Por lo que desde el punto de vista de la articulación de un programa es vital. 

En el 2006 el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), emite su diagnóstico sobre el análisis realizado sobre Gobierno Digital en Costa Rica, donde emite criterios de deficiencias que pueden tomarse como el punto de partida para el acercamiento que se desea de la administración a los administrados. 

Principalmente enumera la desconfianza en los procesos, la simplificación de trámites, así como el desconocimiento de los procedimientos. Presentando una barrera que no permite que se descongestiones algunos de los procesos, ya que; aunque existen medios no se saben utilizar. O bien del todo no se conocen estos métodos de acercamiento. 

La confianza a criterio del administrado juega un papel fundamental, como lo indicaba el PNUD, esta es una de las principales causas del por qué no se frecuentan los medios electrónicos para trámites ante instituciones públicas. Para ello la administración tiene como labor primordial, la programación en la implantación de medios digitales, con la coordinación de las instancias administrativas encargadas de planificar, ejecutar y dar seguimiento a la implantación del gobierno electrónico, a lo que también debe de integrarse la difusión, como parte de este proceso (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, 2012). 

Ya que la confianza es proyectada a partir de experiencia de otros usuarios así como de la información que se tenga del servicio, por tanto; es indispensable como proceso de mejora la opinión del administrado con respecto a la calidad del mismo, corrigiendo los errores del proceso y buscando nuevas sugerencias, para la simplificación de trámites y reducción de desplazamientos. 

La simplificación de trámites va más allá de reducir requisitos, ya que se deben considerar si son especialmente calificados proporcionalmente a las necesidades del trámite que se vaya a realizar. ¿Pero cómo una administración determina cual es necesario? Es sencillo partiendo del sentido común, según su naturaleza (las administraciones) conjuntamente a otras por medio de sus relaciones interorganizacionales en la sana teoría, podría adecuarse a solicitar lo mínimo (Confirmar Identificación con Registro Civil, Propiedades con Registro de Propiedad, Sociedades, Datos e información confidencial), ya que al tener las potestades de generar distintos servicios las mismas tomando únicamente lo que las mismas necesitan, pueden abreviar los procesos de los administrados. 

Esto siempre utilizado de la manera discrecional que se debe para no violar la privacidad, al margen del principio de conservación de garantías y de seguridad, para evitar el mal uso por parte de la administración de los recursos disponibles, pudiendo actuar el administrado en contra de la administración, evidentemente por la violación de sus derechos. Si bien es cierto, esto genera un beneficio para el administrado, con la contemplación de las leyes vigentes, debe ampararse la administración a la tratar igualmente al administrado de las maneras convencionales como las electrónicas, evitando así toda discriminación u exclusión por obsolescencia. 

La idea de generar una administración más cercana, va más allá de simplemente realizar trámites en las mismas, como principal objetivo; sino también como sirve de manera que se incrementa la participación activa del ciudadano en la mejora de los procesos de la administración. Por lo que las alternativas de mejora siempre son dirigidas al usuario en pro de las distintas posiciones que genera el administrado, para su mejor atención. 

De la mano a estos se incluye la transparencia de los procesos que al acercar la administración, permite que esta sea evaluada y cuestionada por lo que se hace al mantener la información a la disposición del público, por la disposición de la misma, genera la duda y la duda la investigación e indagación. Para ello es fundamental la crítica de los administrados y la exigencia oportuna de la información. 

En todo caso las administraciones públicas deben ir más allá de una simple exigencia de momento, ya que están destinadas al manejo de necesidades de la población, deben mejorar en pro de evitar mayores molestias a las que ya se tienen. No es una opción el seguimiento de la vanguardia es una herramienta más para el cumplimiento de los objetivos que año a año se plantean las administraciones, yendo de la mano del administrado para la consecución de la mejora continua, siendo este último el primordial mercado que proporciona los insumos y las necesidades. Insumos por la articulación de las distintas interrogantes acerca de los distintos servicios, la información y su uso, la determinación de lo necesario para la institución y lo esencial de cada trámite, la inclusión de nuevas necesidades y nuevos métodos de solución de las mismas, pero también simultáneamente el receptor de los servicios, de la calidad y cantidad de los mismos, de la solución oportuna y clara del problema o necesidad. 

Ya que cada vez que el enfoque este en el administrado, se llegan a concretar los objetivos de la administración con mayor precisión, siendo juez y parte de la necesidad y del beneficio. Por tanto las administraciones, son un pilar en el abordaje de cada una de las plataformas para disponer de los administrados, y estos a su vez de la administración, siendo un proceso en resumen de continuo intercambio, para la mejora; con la condicionante que siempre se obra en favor del administrado para la determinación de cada una de las oportunidades de desarrollo por parte de la administración, en medios conexos a las TIC’s. 

Bibliografía
Jinésta Lobo, E. (s.f.). Administraciones Públicas Electrónicas: retos y desafíos para su regulación. En Tratado de Derecho Administrativo I (págs. 181-212).
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. (01 de Junio de 2012). Punto de partida para Gobierno Digital debe ser la ciudadanía. Recuperado el 07 de Setiembre de 2006, de www.pnud.or.cr

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a nuestro EAP+Blog, te solicitamos de la manera más amable que cuides la forma en la que respondes a los artículos de nuestras y nuestros estudiantes.