CARTA IBEROAMERICANA DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA EN LA GESTIÓN PÚBLICA


¿Acontece en Costa Rica lo que establece la Carta Iberoamericana de Participación Ciudadana en la Gestión Pública?

Los días 25 y 26 de junio del 2009, en Lisboa, Portugal, se llevó a cabo la XI Conferencia Iberoamericana de Ministros de Administración Pública y Reforma del Estado. En la que los países pertenecientes a dicho sector, firmaron la titulada, Carta Iberoamericana de Participación Ciudadana en la Gestión Pública, la cual pretende garantizar a la ciudadanía involucrada, los derechos, mecanismos,  accesos y soluciones relacionadas con la participación individual o colectiva en la gestión pública.


A continuación, este texto tiene como objeto, establecer una relación entre la teoría expuesta en dicha carta y las prácticas y procesos por parte de la sociedad civil inherentes a la contribución ciudadana en la toma de decisiones de la Administración Pública de Costa Rica.

La gestión pública, se cumple cuando esta se encuentra en una serie de parámetros de eficiencia, eficacia e igualdad por parte de los encargados de velar por el bienestar de una determinada población o nación. Cuya búsqueda se basa en lograr un impacto positivo sobre el desarrollo social, una mejor calidad de vida y surge como paradigma social, una democracia plena que conlleva a la efectividad y a la expresión sobre lo público, lo cual es un derecho de todo ciudadano iberoamericano, según lo establece la carta.

En Costa Rica, el ente encargado de atender las consultas públicas o conflictos relacionados con los servicios públicos y accesibilidad para todos los habitantes, fomentando la participación ciudadana es la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP), que mediante  mecanismos participativos como las audiencias públicas, hace valer la firma del representante de nuestro país, el Ministro de Planeamiento Nacional y Política Económica, el señor Roberto Gallardo Núñez.

Esta institución pública, es la principal promotora de la inclusión de la ciudadanía en la participación de la gestión pública. La expresión sobre lo público  es un derecho que contribuye al desarrollo del país, a la inclusión y cohesión social, como lo menciona textualmente dicho escrito.   

A partir de aquí, la carta señala que la participación ciudadana es una responsabilidad cívica y lo único que se requiere para ejercerla es la ciudadanía, la cual está orientada hacia un principio de corresponsabilidad, es decir, de esta forma se contribuye al bien común y al interés general de la población, a su vez se fortalece la democracia participativa.

De esta forma, con las audiencias que realiza la ARESEP, se promueve este principio, y permite el espacio para que una sociedad presente sus incomodidades, en la que cualquier persona con cédula de identidad, pueda expresarse porque tiene un interés particular ante una institución del Estado  y se les tome en cuenta a la hora de tomar la determinada decisión del caso.
Según este acuerdo, se debe garantizar la  transparencia en la información y procesos que se realizan en los Gobiernos.

 En este caso en particular, la ARESEP brinda  información a los usuarios interesados en sus servicios y disposiciones, para hacer efectivo el derecho de acceso a la información mediante la difusión activa y la posibilidad de consultar por medios físicos, electrónicos como lo relata la carta.   En cuanto a esto, esta autoridad publica su información en su página web, sus decisiones en los casos correspondientes son publicados en el diario la Gaceta y por medios físicos manifiesta información con brouchures, documentos y en el organigrama institucional existe un departamento llamado Consejería del Usuario, cuya función es informar personalmente a quien solicite su servicio para abordar conflictos y propiciar acuerdos.

Algunos ejemplos para usar como argumento de la participación de la ciudadanía en la toma de decisiones por parte del gobierno son las audiencias abiertas al público en las comunidades donde se tiene derecho a opinar y tomarse en cuenta el interés individual o colectivo en la decisión final organizadas por la ARESEP. También, cabe destacar las manifestaciones en contra de proyectos de ley, donde la multitud es escuchada y valorada. Por último, el referéndum o cualquier otro proceso democrático donde se evidencie y cuantifique la opinión de la ciudadanía.

Para concluir, en nuestro país la libertad de expresión es algo de lo que gozamos, este medio legal para ser tomados en cuenta en procesos políticos tiene mucho poder, y cuando se expresa en masa aún más. La carta iberoamericana de participación en la gestión pública, apoya en grande esta libertad, apoya la voz del pueblo.

Mediante la ARESEP, podemos tener un acercamiento con el Estado, creando vínculos de confianza entre el gobierno y los ciudadanos, elemento que resalta la carta en su primer capítulo y que a su vez estimula la participación del pueblo en la gestión pública.

La participación nuestra en los asuntos públicos, acentúa la democracia y hasta las opiniones de los sectores más vulnerables tienen el derecho de ser escuchados y valorados en cualquier posición que tome el gobierno, esto lo destaca la carta refiriéndose a los pueblos indígenas, es decir universalizarlo y lograr una transformación social.

Es importante que participemos, hagamos valer esa firma, hagamos valer el sistema democrático que nos caracteriza y aprovechemos nuestra libertad de expresión para influir en el gestionar de lo público. 



Bibliografía


Carta Iberoamericana de Participación Ciudadana en la Gestión Pública

http://www.aresep.go.c

http://www.clad.org

 



0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a nuestro EAP+Blog, te solicitamos de la manera más amable que cuides la forma en la que respondes a los artículos de nuestras y nuestros estudiantes.